Ya eres tu maestro, ahora toca despertarlo…

En la profundidad del ser humano se haya el paraíso perdido, el estado de plenitud que podría semejarse a lo que llamamos felicidad, sí, la piedra filosofal vive en nuestro interior, pero la vida y nuestra cultura se ha empeñado en hacernos creer que la felicidad depende de todo nuestro alrededor, qué gran mentira y qué pérdida de oportunidades representa esta forma de concebir el mundo. Se confunde con algo que quizá puedan tener otros, pero no yo, cuando en realidad es algo al que todos podemos tener acceso.

Leer más