Test prenatal no invasivo

Hasta hace muy poco las embarazadas con riego de tener un feto con anomalías tan solo tenían la posibilidad de someterse a una biopsia de la vellosidad corial para la que se debía tomar una muestra de la placenta o una amniocentesis que consiste en extraer líquido amniótico dos pruebas invasivas que suponían un riesgo de aborto aproximado del 0,5%. Ahora ya es posible obtener esta información de forma más segura gracias al denominado test prenatal no invasivo que se realiza únicamente a partir de una muestra de sangre de la madre. La prueba consiste en analizar los fragmentos del ADN del feto que se encuentran en la sangre materna y así destacar la posibilidad de que sufra una anomalía cromosómica como el síndrome de Down o Edwards o Patau.

Las trombofilias en el embarazo

1. ¿Qué es la trombofilia y cuál es su relación con un embarazo?

La trombofilia es un desorden en la coagulación de la sangre que se caracteriza por formar coágulos (trombos) en la circulación. ¿Qué quiere decir esto?

Que las mujeres que como yo tenemos este desorden, coagulamos más de lo normal. En el caso de un embarazo, dichos coágulos obstruyen las arterias uterinas y disminuyen la cantidad de flujo sanguíneo que le llega al bebé.

 

Leer más

El sol y el embarazo

Para las embarazadas, los rayos del sol son buenos para su organismo, igual que para los demás, fija el calcio en los hueso

La piel es la parte del cuerpo de las embarazadas, que es más sensible a los cambios hormonales y metabólicos, pero el sol si que beneficia a las embarazadas, pero también es verdad que deben tomar más precauciones. En primer lugar deben ponerse un factor de protección más fuerte por encima del 15 o incluso más.

Pero no todas las embarazadas, tienen el mismo tipo de piel, la melanina juega un papel primordial. Hay embarazadas con la piel más blanca, y otras de piel morena, estas últimas no necesitan tanta graduación. Lo correcto sería ir al dermatólogo y hacerse un estudio personalizado de su tipo de piel, en muchas ocasiones el guiarte por lo que usa una embarazada amiga tuya, es contraproducente.

Incluso si no se va a ir a la playa o a la piscina es conveniente salir a la calle en épocas de sol intenso con una aplicación de crema protectora en las zonas del cuerpo más expuestas, como cara y brazos. El efecto más desfavorable de la acción del sol sobre la piel de las embarazadas es la aparición de manchas. En normal que las primerizas muestren miedos ante las apariciones de manchas en la cara .Se trata del cloasma o máscara del embarazo, una pigmentación oscura de la piel de las zonas que rodean los labios, ojos, pómulos, frente y nariz de la embarazada, que adopta una forma simétrica y muy parecida a una máscara.

La causa exacta, podría ser o estar relacionada con la exposición al sol y a un exceso de producción por causas hormonales de melanina, el pigmento natural de la piel para protegerse de las radiaciones solares. Hay estudios que lo relacionan con deficiencias nutricionales, sobre todo de hierro, y se han detectado factores hereditarios.

Su incidencia es mayor en mujeres jóvenes y de piel morena. Aparece sobre el cuarto mes de embarazo y se mantiene e incluso se intensifica a lo largo de todo el embarazo. Por lo general, desaparece después del parto cuando se produce la regularización hormonal del cuerpo de la madre.