Chicle-Obesidad

Las últimas investigaciones que se ha realizado en el imperial College de Londres, aseguran que masticar un chicle es decir consumirlo habitualmente puede ser un tratamiento contra la obesidad. El chicle estaría elaborado con una hormona intestinal (polipéptido pancreático) que trasmite la sensación de saciedad en nuestro cuerpo. La investigación ha indicado que la hormona reduce un 20% la ingesta de comida.