Amapola Linda Amapola

Vamos a dedicar a esta flor tan especial unas cuantas líneas. Su nombre científico es Papaver Rhoeas y e muchos oteros lugares la llaman ADORMIDERA. Si paseamos por nuestra geografía encontraremos la papaela en Asturias, rosella en Catalunya. Mitxoleta en el País Vasco, papoula en Galicia y en el resto de España Amapola. ¿Quien no ha visto nuestros campos plagados de puntitos rojos cuando se acerca el buen tiempo?

Es un ejemplar silvestre aunque también la podemos cultivar en nuestros jardines, las amapolas son extremadamente resistentes crecen a pleno sol. Dependiendo de la estación, requieren de riego moderado, no soportan los trasplantes cuando los sembremos deberemos ser conscientes que esa será su ubicación definitiva. Las semillas se siembran entre octubre y noviembre. A principios del mes de abril empieza a florecer. Resultan fáciles de combinar con otras flores. En cuanto a sus tonalidades el más conocido por todos es el color rojo, pero van desde el rosa, pasando por el rojo e inclusive el amarillo y violeta. Llega a medir hasta 70 cms de altura. El tallo es recto y está recubierto por unos finos pelitos. Sus hojas son dentadas, largadas y lobuladas, no poseen peciolo, brotan alternas a lo largo del tallo. El fruto de la amapola es una bonita cápsula que contiene las minúsculas semillas. Es una flor silvestre muy llamativa por sus colores intensos. Crece y permanece inalterable en los campos debido a que el ganado no la come ya que contiene sustancias venenosas. Esta fértil planta puede dar en verano más de 400 semillas y el viento hace que una vez esté madura estas se esparzan en todas direcciones. Es conocida en el mundo oriunda de Europa, Asia y África, forma parte de la familia de las Papaveráceas. Se dice que su cultivo empezó en el Mediterráneo, Homero las menciona en LA lliada comparando la cabeza decapitada de un guerrero con su color, también se ha llegado a encontrar e tumbas egipcias, y el Dios Morpheus las utilizaba para decorar sus templos. Y quien no recuerda la canción de amapola, lindísima amapola, será siempre mi alma tuya sola, yo te quiero amada niña mía igual que ama la flor la luz del día. La amapola contiene una substancia que ha sido utilizada como un sedante durante siglos. Dicen que durante muchos años se utilizó como símbolo de la muerte y el sueño. En la literatura persa la flor de la amapola es considerada la flor del amor.