Los silbidos en los bebes

Con la llegada del invierno los niños y de forma destacada los lactantes aumentan mucho su frecuencia de infecciones. A los cambios del tiempo hay que sumar la entrada en contacto con otros bebes en guarderías y colegios, elevándose la posibilidad de transmisión de numerosas agentes o gérmenes. Los órganos que tienen más posibilidad de ser afectados son por supuesto los del aparato respiratorio y digestivo. En cuanto al sistema respiratorio, estas infecciones se pueden dividir en las llamadas de vías altas y las bajas.

Entre los 0 y 30 meses los lactantes tienen unas características, más sensibles y más propensas al colapso y al aumento de la resistencia al paso del aire, esto provocará en muchas ocasiones la aparición de unos sonidos agudos, los llamados silbidos, pitos en el pecho conocidos como sibilancias. Posteriormente provocara una aparición de un principio de catarro en vías altas, tendrá tos leve o moderada, moco nasal y fiebre más o menos intensa. Dos o tres días después de la tos, se intensifica y aparecen signos de dificultad para respirar. Se notan los mencionados ruidos silbantes, aumento de le frecuencia respiratoria. Esta enfermedad se llama bronquitis y es la causante de la gran mayoría de sibilancias en lactantes. La Bronquitis es causa de muchas hospitalizaciones pero la mayoría se tratan en casa, aumentando la humedad ambiental y aplicando fisioterapia o la administración de distintos medicamentos en aerosol. Estas molestias, suelen durar unas dos semanas y los factores de riesgo de recurrencia son padres con problemas de asma, factores exógenos y nocivos, como el tabaquismo en el domicilio, casos de dermatitis antes del año de vida, entre otros aspectos. El lavado meticuloso de las manos es el mejor método para disminuir la posibilidad de transmisión de virus que pueden provocar esta enfermedad esto provoca que el bebe comienza con un catarro en vías altas, tendrá tos leve o moderada, moco nasal y fiebre más o menos extensa.