El Caniche

El caniche también conocido como “poodle o marilín” va mucho más allá de la idea que tiene mucha gente de un perrito de compañía y de extraño peinado. De orígenes de cazadores es un animal despierto y considerado por muchos como la raza de pero más inteligente y uno de los más fáciles de educar. La historia del caniche se remonta al siglo XVII en Alemania, posiblemente descendiente del grifón de pelo rizado (perro de aguas francés.

Su función inicial era la caza y coger presas que caían al agua. Precisamente el caniche se llama “poodle” en inglés a raíz de una palabra alemana “pudeln” que significaba chapotear en el agua. Las tres variedades existentes: miniatura, mediano y gigante fueron creados hace siglos. El caniche miniatura se originó en Francia durante el reinado de Luis XVI, no solo como animal de compañía sino también con otro uso, el de calentar las manos de la nobleza y de la alta burguesía (por eso se les conocía como perros manga) Durante siglos la personalidad e inteligencia de los caniches les hicieron el animal predilecto de los artistas ambulantes que los entrenaban para llevar a cabo ataviados con disfraces toda clase de trucos durante sus espectáculos. El caniche es inteligente, cariñoso y muy fácil de entrenar. Existe tres tipos de tamaño como ya hemos dicho: el gigante de 45 a 55 cms de altura y de 20 a 23 kilos, el mediano de 35 a 45 cms del altura y de 12 a 14 kilos y el enano o toy de 25 a 28 cms de altura y de 7 kilos. El caniche puede tener cinco colores de pelaje: negro, blanco, marrón, albaricoque, y gris. Su pelo presenta dos variedades: rizado abundante y elástico y cordado de textura fina y tupida. El bonito pelaje del caniche necesita también muchos cuidados, como no muda el pelo deber ser recortado cada 6-8 semanas y peinarlo con frecuencia y bañarlo como mínimo una vez al mes. La esperanza de vida es de 11 años.